La mamoplastia de aumento es una cirugía que se realiza para aumentar el volumen de las mamas.

Normalmente el abordaje es vía periareolar, siempre que el tamaño de la areola de la paciente lo permita. La ubicación de la prótesis puede ser retroglandular (detrás de la glándula) o retromuscular (detrás del músculo pectoral). Hay varios tipos de prótesis, rugosas, lisas y todas son de gel altamente cohesivo.

La intervención de aumento de pechos se realiza en un quirófano, con anestesia local, no siendo preciso el ingreso y dándose el alta en el mismo día.

El resultado depende no sólo del cirujano sino también de las características de las mamas en cuestión: existen limitaciones impuestas por el tipo de piel, de gándula y el tamaño de ésta.

Dependiendo de la técnica varía su disposición y forma, aunque lo habitual es una cicatriz alrededor de la areola que desciende, de manera vertical u oblicua, para continuar a nivel del pliegue submamario, en forma de T invertida o de L, siendo prácticamente impercetible. Actualmente hemos reducido de manera importante las dimensiones de la cicatriz tradicional pudiéndose llegar, en algunos casos, a una cicatriz limitada a la areola, apenas imperceptible: Mamoplastia periareolar.

Nuestros resultados son excelentes, así como la recuperación a la vida laboral y/o cotidiana, pues realizamos un seguimiento exhaustivo y personalizado sobre cada paciente.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter