El lifting de cara y cuello actúa sobre los signos visibles del envejecimiento y los corrige, mediante un estiramiento de la piel se corrige la flacidez y las arrugas de cara y cuello.

Mejora y corrige el descolgamiento de la piel de la cara y el cuello, tensando los músculos.

El lifting puede realizarse en cara, cuello o en ambos sitios a la vez, en función de la valoración médica previa. Este tipo de cirugía se realiza bajo régimen de anestesia local con sedación. Es proceso no doloroso, y el periodo de recuperación es aproximadamente de 3 semanas.

Los resultados son muy satisfactorios, produciéndose un rejuvenecimiento facial excelente.

En la actualidad contamos con una nueva técnica de estiramiento facial mediante la implantación de hilos faciales. El estiramiento facial con hilos tensores es una alternativa conveniente y segura a la cirugía de estiramiento facial tradicional. En este procedimiento se insertan hilos finos (bio-compatibles) por debajo de la piel del rostro, causando magníficos resultados: tensando la piel de la frente, cara y cuello. Es perfecto porque ofrece un resultado rápido con un tiempo de recuperación mínimo, dado que el tratamiento se realiza con anestesia local y no deja cicatrices. Los resultados son visibles en tan solo una hora. El estiramiento con hilos tensores en general no sólo produce resultados notables casi inmediatamente y con menos riesgo e inconvenientes que otros procedimientos más intensivos, sino que sus costos son bastante razonables en comparación con las opciones tradicionales

Comparte esta noticia...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter