Los embarazos junto con una predisposición genética producen en las mujeres la distensión de la piel en el ombligo. En muchas ocasiones esta distensión permanece acompañada de antiestéticas arrugas y estrías. Este problema de piel es uno de los complejos mayores que encontramos en la mujer después de las maternidades.

En los casos en los que esta alteración estética afecta a la parte próxima al ombligo se puede corregir con una intervención que se realiza con anestesia local y cuya duración no excede de una hora. La cirugía precisa de curas y revisiones durante las siguientes tres semanas, fecha en la que se retiran los puntos aplicados. Los resultados definitivos son observables a partir del mes de la intervención y son permanentes liberando así a las pacientes del problema que les impide utilizar un biquini o exponer la barriga con prendas tipo top.

Le recomendamos que pida una cita personalizada en nuestro Centro Clínico para una mejor información y los doctores estarán encantados de resolver todas sus dudas y podrán valorarle y aconsejarle sobre el tratamiento más adecuado para usted.

 

Comparte esta noticia...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter