El equipo Médico de Estética Médica combina la aplicación de Láseres Médicos, Radiofrecuencia y Peelings químicos con tratamientos de Luz Pulsada (IPL) que acaban con el Acné activo y recuperan la piel de esas cicatrices y señales que haya podido dejar.

Acné

En la actualidad el Tratamiento del Acné ha dejado de ser un problema de difícil solución que se trataba únicamente con fármacos y jabones. La evolución de los láseres y los aparatos de tratamiento profundo como la de Radiofrecuencia, nos permite manejar un abanico de posibilidades. El equipo Médico de Estética Médica los combina con la aplicación de Peelings específicos para el Acné y medicación, si fuera necesario.
Los tratamientos se realizan siempre bajo un riguroso seguimiento médico que nos permite ir modelando y variando el tratamiento en función del resultado que vayamos obteniendo.

Conseguimos resultados efectivos que normalmente no solo acaban con el Acné activo sino que suelen recuperar la piel de esa cicatrización anómala que deja señales.
En Estética Médica contamos con un equipo Láser IPL con un filtro específico para el tratamiento del Acné para erradicar la bacteria que produce la infección.
La Radiofrecuencia minimiza el tamaño de la glándula sebácea del poro, consigue resultados en muy poco tiempo. Será la utilización de Peelings que renuevan la epidermis y un plan cosmético individualizado, lo que consolidará el efecto contra el Acné.

Marcas y cicatrices de acné

En muchas ocasiones, las cicatrices y marcas que deja un Acné ya inactivo, son tan antiestéticas como la propia presencia del Acné. En Estética Médica contamos con un Láser de CO2 y otro de Erbio que emite pulsos pixelados, lo cual nos permite actuar sobre las cicatrices del Acné sin necesidad de recurrir a los resurfacings agresivos que incapacitan al paciente durante semanas. Este tratamiento se complementa con la Fotoestimulación por IPL de la zona tratada, consiguiendo resultados muy gratificantes que no se logran con ningún otro tratamiento en la actualidad.

El paciente, en ocasiones, precisa la aplicación de unos apósitos coloides (“segunda piel”) durante una semana y después la aplicación de cremas especificas durante un mes.En la zona afectada queda una coloración rosa durante varios meses que absolutamente disimulable con la aplicación de maquillaje.

Pero vale la pena el esfuerzo pues el resultado es para siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter