Arreglar su nariz sin pasar por el quirófano ya es posible

El miedo a la cirugía impide que muchas personas se planteen la idea de operarse la nariz. La nueva alternativa sin necesidad de operación es la Rinomodelación (rinoplastia sin cirugía) con la que se puede modelar la nariz a través de microinfiltraciones de relleno.

Los productos indicados pueden ser reabsorbibles o permanentes. Nuestro criterio, fruto de la experiencia, es que a las personas interesadas en el tratamiento se les realice en una primera vez con material reabsorbible que dura unos 15 meses. En el caso de que el resultado les haya sido grato podrían plantearse la posibilidad de ponerse un material de relleno permanente.

Siempre son Productos biocompatibles, que permite remodelar el dorso o caballete y la punta. Están indicados para corregir el perfil aguileño. También se puede levantar la punta y redondearla. Se aplican a través de microinyecciones, igualando y rectificando el perfil nasal. El procedimiento dura entre 30 y 40 minutos, de manera ambulatoria, sin necesidad de permanecer en reposo desarrollando la vida con total normalidad. Los resultados son inmediatos, y lo importante es conseguir una nariz mas armónica sin modificar aspectos fundamentales de nuestra personalidad.

En algunos casos se asocia con remodelación del mentón (barbilla), con lo que se consigue un perfil más equilibrado.No está indicado para narices muy grandes, pues no se puede reducir el tamaño de la nariz en su totalidad. Tampoco esta indicado para personas que quieran cambiar la estructura o sea. El tratamiento se realiza con anestesia local, por lo cual es prácticamente indoloro.

Con esta técnica se consigue remodelar la nariz, evitando, todos los riesgos que conlleva una cirugía: anestesia, postoperatorio, secuelas respiratorias baja laboral, escayolas, etc. Y además es muy asequible económicamente.

Comparte esta noticia...
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter